martes, 14 de febrero de 2012

"Estudio en escarlata", de Arthur Conan Doyle



Entre que llevo una temporada algo retro y que me ha gustado mucho la nueva serie de televisión de la BBC sobre "Sherlock Holmes" (magníficos Benedict Cumberbatch y Martin Freeman), me he leído de una tacada la obra inicial de la saga, o mejor del cánon holmesiano, que he descubierto que los seguidores del detective hablan en esos términos del conjunto de la obra original de Conan Doyle sobre Holmes, para distinguirla de otras adaptaciones posteriores.

El resultado ha sido interesante. Como en otras ocasiones ya he contado al hablar de "Drácula" o "Frankestein", a veces te encuentras con que conoces tanto la historia que crees haberla leído, hasta que la lees. Sí que recuerdo haber leído hace mucho tiempo otras historias de Holmes, seguro por ejemplo que "El perro de los Baskerville", o algunos cuentos. Pero el "Estudio en escarlata" no lo había leído. Seguro. Entre otras cosas, porque contiene una parte ubicada en el lejano Oeste, con una crítica durísima hacia los mormones, en la que no aparecen para nada nuestros protagonistas, que creo que no hubiera olvidado.

Insisto una vez más en que vale la pena leer las fuentes originales de muchos de los textos que forman parte aparente de nuestra cultura. Están llenos de sorpresas.

En cuanto a las aventuras de Holmes y Watson, se incorporan al plan infinito. Como comentaba un compañero hace unos días, a pequeñas dosis, como Agatha Christie, que lo poco gusta, lo mucho puede cansar.

Cito a Holmes según las memorias de Watson:

"De no haber sido por usted, quizá yo no habría ido, con lo cual me habría perdido el mejor tema de estudio con que hasta ahora he tropezado: un estudio en escarlata, ¿eh? ¿Por qué no hemos de emplear un poco el argot artístico? Nos encontramos con el hilo rojo del asesinato enzarzado en la madeja incolora de la vida, y nuestro deber consiste en desenmarañarlo, aislarlo y poner a la vista hasta la última pulgada."  





5 comentarios:

Gww Wonder dijo...

Creo que las dos novelas (creo que sólo fueron dos) sobre Sherlock Holmes son muy superiores a las colecciones de relatos más breves. Y, como muy bien dices, acudir a las fuentes originales siempre reserva importantes sorpresas.

Saludos.

Golem dijo...

En realidad son cuatro. Yo tenía localizadas tres: "Estudio en escarlata", "El signo de los cuatro" y "El sabueso de los Baskerville". Hay una cuarta, "El valle del terror", de la que no tenía noticia. Dejo un enlace al Canon holmesiano según la Wiki:

http://es.wikipedia.org/wiki/Canon_holmesiano

Saludos

lammermoor dijo...

El valle del terror es el texto que intercala en Estudio en Escarlata en que habla de los mormones.

Perdón por esta entrada tan abrupta. A mí me gusta Sherlock y de vez en cuando vuelvo a él. Los relatos breves, (hay uno -El carbunclo azul-al que he rebautizado como El ganso de Navida)son irregulares; los hay más y menos interesantes.

Y sí recurrir a las fuentes originales siempre depara sorpresas. Son estos "falsos conocidos" Sherlock, Frankenstein, Drácula o El doctor Jekill

La serie de la BBC (como todas las que hacen) es francamente genial y mantiene muy bien la esencia del personaje, trasladándolo de forma muy coherente al siglo XXI.

Golem dijo...

Lammermoor:

Aunque me has hecho dudar porque ya comentaba antes que no la conocía, investigando en la red te confirmo que "El valle del terror" es una novela independiente, que tiene algún punto de contacto con la segunda parte del Estudio en escarlata por la temática, pero nada más. Al parecer incluso aparece Moriarty. Te dejo un enlace al texto que he encontrado por ahí.

http://www.elpentagrama.com/ACD-08.%20Valle%20del%20terror.pdf

Nada que perdonar. Al contrario, gracias por el comentario que ha servido de incentivo para buscar cosas. Como ves, los clásicos siempre están llenos de sorpresas.

Y en cuanto a la serie, como muchas otras de la BBC, me parece excelente, una muy buena adaptación del personaje a los tiempos actuales. La última hasta la fecha. Siempre he pensado que la penúltima, salvando las distancias, fue "House".

Saludos

Gww Wonder dijo...

Pues sí que andaba desencaminado, sólo recordaba dos aunque sí he leído El signo de los cuatro, pero El valle del terror, reconozco que ni me suena.

Un abrazo.