martes, 7 de febrero de 2012

"El interior del bosque", de Eugenio Fuentes



Esta es la primera novela que leo de Eugenio Fuentes. Había oído hablar de varias de sus novelas, en particular de "Contrarreloj", y casi siempre bien. Y puedo decir que no me ha defraudado. "El interior del bosque" es un buen relato, a la altura de bastante novela extranjera.

Eugenio Fuentes es un escritor extremeño, nacido en 1958 en Montehermoso, provincia de Cáceres. Sin duda alguna, su tierra extremeña es uno de los principales protagonistas de esta novela.

"En la reserva natural de Paternóster muere una mañana, salvajemente asesinada, la joven y bella pintora madrileña Gloria García Carvajal. Para esclarecer los motivos de tan horrible asesinato, el abogado Marcos Anglada, prometido de Gloria, contrata al detective privado Ricardo Cupido. Poco después aparece el cadáver de una excursionista adolescente asesinada de la misma manera y en el mismo lugar. En sus pesquisas, Cupido topará con una variopinta galería de personajes: desde un antiguo profesor de Gloria, de cuya ruptura matrimonial ella es la causa, hasta doña Victoria, que lucha para que le sean devueltas unas tierras. Pero un casual descubrimiento suscitará en Cupido de repente una terrible sospecha."

Me han gustado sobre todo los capítulos que transcurren en el bosque, que captan perfectamente los temores y terrores que asociamos a la oscuridad y a la noche. Aunque creo que aún podía haberle sacado más partido. De hecho, la resolución de la historia es demasiado urbana. Pero en cualquier caso, estamos ante una buena novela y  ante un buen autor, al que habrá que volver de vez en cuando.


 

2 comentarios:

jiescribano dijo...

Gracias por recordarme a Eugenio Fuentes, Fab. Yo he leído unicamente "Cuerpo a cuerpo" y me pareció una novela muy superior a la media. Espero leer más de él. No está en bolsillo que yo sepa, pero me animaré a buscar sus libros en alguna biblioteca cercana. Me apetece mucho "Contrareloj" por una antigua afición mía al ciclismo como radioyente, lector y teleespectador desde mi infancia en tiempos de Anquetil, Gaul y Bahamontes.

Golem dijo...

A mi también me apetece mucho leer "Contrarreloj". Efectivamente, el ciclismo, al menos para los que no somos practicantes activos, está siempre asociado primero a la radio, después a la televisión y también a algunas buenas crónicas periodísticas. Y su mundo y todo lo que le rodea, seguro que da para un buen thriller.

Por cierto, hoy me da pena el pobre Contador. Creo que no se merece lo que le está pasando. Pero ha habido una parte del deporte español que ha dado pié en el pasado a la sospecha, y puede que hoy Alberto esté pagando por terceros.

Saludos