sábado, 28 de enero de 2012

"El accionista mayoritario", de Petros Márkaris


Petros Márkaris ha sido uno de los últimos descubrimientos del 2011. Tenía en mi montaña de espera desde hacía algunos meses este accionista mayoritario y no sé muy bien la razón, cada vez que le tocaba el turno algún otro título se le colaba, empujándolo para abajo. Hasta que por fin se hizo su hueco y el resultado ha sido el contrario. Ha empujado hacia arriba otros títulos de la serie del Comisario Jaritos, de forma que en este momento llevo ya otros dos leídos y el resto de la serie en lista de espera, luchando para abrirse paso con Montalbanos, Martin Becks o con el mismísimo Smiley. Difícil elección. Pero poco a poco irán cayendo todos, que al menos para eso, la crisis me deja más tiempo libre.

Petros Jaritos es un escritor griego, nacido en Estambul en 1937. Aunque, pese a residir en Atenas desde los años 50, a causa de sus orígenes armenios no tuvo ninguna ciudadanía hasta la caída de la junta militar en 1974. Estudió primero Economía en Grecia, Turquía, Austria y Alemania, para después especializarse en cultura alemana. Ha sido traductor al griego de numerosos autores alemanes, guionista de series de televisión y coguionista de algunas de las películas del recientemente fallecido Theo Angelopoulos, como "La mirada de Ulises". Con una sólida formación, es un observador excepcional de la actual realidad griega.

"El accionista mayoritario" es la cuarta entrega de la serie del Comisario Kostas Jaritos, un clásico funcionario policial, que empezó su carrera en los tiempos de la dictadura y que no ha llegado más allá por no tener habilidades políticas, tal y como lo define en un momento dado el propio Márkaris en otro de los libros, al hablar de "un teniente que empezó como poli de base, tardó veinticinco años
en llegar a jefe del departamento de Homicidios y jamás consiguió aprender los trucos para dar el gran salto". De todos los detectives habituales, tal vez al que más me recuerde es a Brunetti, al tener una presencia y protagonismo enorme el entorno familiar. Aunque es un Brunetti más rudo, algo más machista y menos sofisticado, pero igual de perspicaz y humano. Un gran personaje.

La trama de la novela ya es absolutamente prometedora. Transcribo la sinopsis oficial: 
"En un caluroso mes de junio Kostas Jaritos de pronto recibe una terrible noticia: el barco en el que su hija Katerina viajaba a Creta, donde se disponía a disfrutar de unas breves vacaciones con su novio, acaba de ser asaltado por un comando terrorista. La vida de todos los viajeros corre peligro, pero los terroristas callan, ni siquiera han declarado de qué nacionalidad son, qué pretenden hacer con el barco ni qué condiciones piensan exigir a cambio de la vida de los pasajeros. ¿Son islamistas de Al-Qaeda, palestinos, chechenos? En estas, le ordenan investigar el asesinato de un modelo publicitario que trabaja haciendo anuncios para la televisión. El comisario tendrá que mantener toda su sangre fría para lidiar en ambos frentes: el del mundo de la publicidad y el del terrorismo internacional, mientras su vida familiar se ve dramáticamente afectada."
"El accionista mayoritario" es una novela muy entretenida que descubre a un comisario enormemente humano, casi entrañable, con una familia de gente absolutamente normal que sin embargo aporta un punto de vista muy peculiar. Muy divertido el papel de Adrianí, la esposa de Jaritos en todo el proceso del secuestro y en general en todos los libros.   

He retomado la serie desde su primera entrega. Ya dejaré constancia en estas páginas. En este caso, a quien tenga vocación, le recomiendo que empiece por la primera de la serie, "Noticias de la noche", ya que algunas piezas encajan mejor. Pero no es absolutamente necesario y yo mismo estoy casi por saltar algún título e irme a los ultimos publicados, que abordan la actual situación griega. El último hasta la fecha tiene el oportuno título de "Con el agua al cuello". Por su formación económica y su cultura griega y alemana, me parece que Márkaris puede ser un magnífico observador para entender lo que allí está pasando y sus consecuencias sociales.



PD:  El pasado 20 de enero Petros Márkaris publicó en El País un artículo muy interesante, "Un griego en 'la corte' de Bruselas", sobre la crisis y los efectos sobre la cultura y los valores europeos. Dejo el enlace:

3 comentarios:

jiescribano dijo...

Celebro que te guste Petros Márkaris. Estoy deseando leer "Con el agua al cuello", pero tendré que buscarlo en una biblioteca porque los precios de los libros en España son demasiado caros en comparación con los precios en Gran Bretaña, incluso los de bolsillo y los e-books.

Golem dijo...

Sí que me ha gustado mucho Márkaris. Llevo 3 leídos y espero atacar ahora "Con el agua al cuello".

Tienes razón con lo del precio de los libros. Están carísimos.

Por cierto, de economista a economista, lo del precio de los libros en Gran Bretaña, ¿es de siempre o es un efecto de la evolución de la libra vs. euro?.

Saludos

jiescribano dijo...

Creo que es un factor más relevante el tamaño del mercado y la libertad de mercado frente a países que tienen precios únicos y otras restricciones. Es verdad que las ediciones suelen ser máas económicas, pero también en España tenemos ediciones económicas a precios exagerados. Y se lee mucho más, curiosamente la red de bibliotecas públicas favorece no solo la lectura sino también la venta de libros.