martes, 27 de julio de 2010

"Nocturnos", de Kazuo Ishiguro


Leí “Nocturnos” sin demasiadas referencias previas sobre Kazuo Ishiguro, para tener más libertad de juicio. Después de acabarlo salió publicado una entrevista en Babelia que me he dejado para leer más adelante, después de escribir estas impresiones. Pero al final no he podido evitar buscar en la Wikipedia algún dato complementario y me he llevado una sorpresa que después comento.


“Nocturno” es un libro de cinco relatos, con la música, o mejor, con la presencia de músicos, como hilo de continuidad, como motivo repetido. Son historias de pequeños fracasos que destilan un regusto amargo, triste, aunque sin estridencias. En la primera narración, "El cantante melódico", un guitarrista de oficio y un viejo cantante americano protagonizan en Venecia una pequeña aventura musical, que culmina en una serenata. En "Come Rain or Come Shine", se narra el encuentro, un tanto grotesco, de antiguos compañeros de universidad, con música de fondo. En "Malvern Hills", Ishiguro narra el encuentro de un músico mediocre refugiado en las colinas para intentar componer, con una pareja de músicos suizos de orquestina folklórica, en un paisaje inglés. En "Nocturno", un saxofonista que no acaba de encontrar su camino acepta someterse a una operación de estética para mejorar su aspecto, y coincide en el hotel en que se recupera con la ex-esposa del cantante melódico. Finalmente, de nuevo en Venecia, "Violonchelistas" cierra el ciclo, con el encuentro de un joven músico con todas las ilusiones por delante, con una mujer que le dará clases especiales para mejorar su técnica.


Estando bien escritas, no me han resultado tan atractivas como esperaba. La temática podía haber dado más de sí. Y esa sensación que ya tenía, de faltarles algo, de no ser totalmente redondas, se me ha acrecentado al descubrir que Ishiguro es el autor de "Lo que queda del día" (The remains of the day). Aunque no he leído la novela, sí que ví la película, protagonizada por Anthony Hopkins y Emma Thompson, y me pareció una historia magnífica. Por eso, creo que los relatos hubieran podido ser aún mejores, pues el tema de fondo es el mismo, una cierta visión del fracaso personal, a veces por el contexto social, pero también por la propia incapacidad para tomar las decisiones necesarias en cada momento. Se dejan leer con gusto, pero podrían ser mucho mejores. Un autor a seguir.


Links: El trailer de "Lo que queda del día" en inglés, y una de las mejores escenas de la película, con subtítulos en castellano:







4 comentarios:

maria cruz rubio liniers dijo...

Todavía no he leído Nocturnos (lo tengo sobre la mesa para empezarlo)
pero soy una admiradora de Ishiguro, y me gustaría comentar que la mejor de todas sus obras y la que más me ha impresionado es "Nunca me abandones" una magnífica novela de ciencia ficción. La recomiendo

Golem dijo...

Gracias por el comentario. Como decía en la nota, no tenía referencias previas de Ishiguro, y aún tengo una sensación ambigua. Tomo nota de tu sugerencia y más aún, porque soy, o bueno al menos era porque cada vez es más difícil encontrar buenos títulos, muy aficionado a la ciencia-ficción.

Saludos

Gww dijo...

Hola Golem. Lo que queda del día es una novela espléndida (haber visto previamente la película no te restará encanto a la lectura). Su ritmo pausado tranquilo pero constante, su prosa brillante y precisa son tremendamente efectivas. Me alegra haber leído esta reseña para evitar estos relatos que podrían decepcionarmen enormemente por lo que cuentas.

Un abrazo.

Golem dijo...

Hola Gww. Efectivamente la película me gustó muchísimo y creo que valdrá la pena leer el libro. Me sabe mal desanimarte a leer los relatos. Los gustos son siempre tan personales, que a veces es injusto pronunciarse abiertamente em contra de un libro determinado. Me resulta siempre más fácil hablar de lo que me entusiasma que de lo que me disgusta.

Saludos