jueves, 1 de julio de 2010

"El vizconde demediado", de Italo Calvino


Primer volumen de la trilogía “Nuestros antepasados”. No lo leí en su día y ha sido un pequeño placer descubrirlo ahora. El vizconde Medardo queda partido por la mitad por una bala de cañón. Pero no solo quedará demediado en lo físico, sino que en una de sus dos mitades se alojará el bien y en la otra el mal. Pero no todo será tan simple como parece, porque también un exceso de buenismo puede resultar contraproducente.

En el prólogo a la que fué la primera obra no realista del autor, Calvino escribe: "Cuando empecé a escribir El vizconde demediado quería ante todo escribir una historia entretenida para entretenerme yo mismo, y, si acaso, para entretener a los demás; tenía la imagen de un hombre partido en dos y pensé que ese tema del hombre partido en dos, del hombre demediado, era un tema significativo, con significación contemporánea: todos nos sentimos de alguna manera incompletos, todos realizamos una parte de nosotros mismos y no la otra [...] Para diferenciar las dos mitades, me pareció que con una mala y con otra buena conseguía el mayor contraste".

A ratos divertida, a ratos cruel, “El vizconde demediado”es una fábula moral y tal vez política, que vale la pena leer. Habrá que seguir con los otros dos títulos de la trilogía: “El barón rampante” y “El caballero inexistente”.


2 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Leí la triología siendo adolescente, o sea, hace un millón de años, y recuerdo que quedé fascinada. Tendría que releerla ahora. No sé por qué, siempre he tenido la impresión que el primer volumen de la trilogía era "El barón rampante", quizá porque la leería yo en ese orden. Un abrazo muy fuerte.

Gww dijo...

Sólo he leído El barón rampante pero llevo tiempo queriendo completar la trilogía (de hecho yo también creía recordar que El barón rampante era el primero). Creo que esas fábulas permiten, como señalas, abrazar lo cómico y lo trágico, lo moral y lo político a un tiempo.

Saludos.