miércoles, 13 de octubre de 2010

"Roseanna", de Maj Sjöwall y Per Wahlöö



Segundo libro leído de la pareja Sjowall-Wahloo, aunque realmente primero de la serie de diez publicados con el inspector Martin Beck como protagonista. El libro empieza una tarde dejulio con el hallazgo del cuerpo desnudo de una muchacha en un lago de Suecia. A partir de ahí empieza una larga y paciente investigación hasta descubrir primero la identidad de la joven, Roseanna, una turista americana, y después la identidad del asesino.

Tanto por la personalidad del inspector como sobre todo por la metodología de la investigación, lenta, paciente, minuciosa, en la que los tiempos de espera son tan importantes como la intuición del momento, es imposible no acordarse de Wallander. Por eso no es de extrañar que el libro lleve un prólogo de Mankell, en el que rinde tributo a la pareja y los reconoce abiertamente como clásicos.

La novela es muy buena. Pese al lento transcurrir de la historia mantiene la tensión desde el primer momento. Y está bien resuelta. Ha envejecido bien. Sin prisas, pero habrá que seguir leyendo la serie de Martin Beck. Se acumula el trabajo.

5 comentarios:

Jose Ignacio Escribano dijo...

Sin duda una de las más conocidad de Söjwall y Wahlöö y una de las mejores de la serie de las publicadas hasta este momento en España.

Carmina dijo...

Hace unos meses estuve a punto de comprarla en una colección de kiosko y no lo hice por no encontrar ninguna reseña al respecto, que bien me hubiera venido entonces la tuya, ahora solo queda buscarla en la biblio, ahora se mucho más de esta pareja que cundo se me dio la oportunidad de tener una novela suya entre manos

Cecilia Alameda Sol dijo...

A estos dos autores se les considera los precursores de los novelistas negros nórdicos actuales. Y hete aquí que en este libro he descubierto un detalle que pudiera ser un precedente de la obra de uno de los autores más vendidos hoy día. Martin Beck habita en un mundo sin móviles, sin ordenadores, sin correo electrónico... Pero hay fotografías y, gracias a una de esas fotos consigue una pista que le acercará a la solución del crimen que investiga. ¿Recuerdas qué personaje reciente buscaba fotos para averiguar el paradero de una chica desaparecida 30 o 40 años atrás en una islita sueca?

Golem dijo...

Jose Ignacio: La serie está muy bien. Roseanna me ha gustado casi más que la segunda entrega. Voy a ir leyendo poco a poco la colección. El problema como casi siempre, el tiempo.

Carmina: Gracias por el comentario. Te recomiendo que si quieres leer algo de la pareja, empieces precisamente por ésta.

Cecilia: Tienes toda la razón. No sé si Larsson hace un homenaje voluntario o es casualidad, aunque ya cada vez creo menos en las coincidencias. Mi impresión es que hay muchas referencias cruzadas en la novela negra nórdica y que las influencias entre unos y otros son claras. Cuando conoces la personalidad y los métodos de Martin Beck es imposible no pensar en Wallander. Pero también, cuando Mankell utiliza un hacker para resolver el enigma que se presenta en "Cortafuegos", es imposible no acordarse de nuesta amiga Salander.

César dijo...

Estoy enganchado a la novela negra, y estos autores me llaman mucho la atención, pues parece que fueron los precursores del movimiento que se está produciendo en los países nórdicos.
Me quedo con tu reseña para cuando me ponga con ellos.
POr cierto, muy buen blog. Os enlazo desde el mío para seguiros
un saludo