sábado, 16 de octubre de 2010

"Dime quién soy", de Julia Navarro



Folletín.

(De folleto).

1. m. Escrito, insertado a veces en la parte inferior de las planas de los periódicos, que trata de materias ajenas a la actualidad; como ensayos, novelas, etc.

2. m. Tipo de relato propio de las novelas por entregas, emocionante y poco verosímil.

3. m. Pieza teatral o cinematográfica de características similares a las del folletín novelesco.

4. m. Situación insólita propia de una obra folletinesca.



Escribo esta crónica en caliente, con la la tinta del libro aún en las manos. Y lo hago así para que no me dé tiempo a reflexionar, a escribir de forma más pensada, porque sería mucho más duro. El libro de Julia Navarro me ha producido sensaciones por completo ambivalentes, contradictorias. La mejor definición que encuentro es que es un folletín. Pero para ser preciso, para que se entienda lo que quiero decir, lo mejor es acudir al diccionario. Y la definición es precisamente la que se recoge arriba, en su segunda acepción, tipo de relato propio de las novelas por entregas, emocionante y poco verosímil.

La novela se construye en torno a la reconstrucción de la vida de Amelia Garayoa, bisabuela del periodista al que se le encarga investigar su biografía. A partir de este punto asistimos a un relato doblemente inverosímil, tanto en lo que se refiere al propio proceso de investigación biográfica como a la vida novelesca de la protagonista, que recorre toda la historia del siglo XX español y europeo. Así pasamos de la república y la guerra civil española a la Rusia estalinista, el nazismo, Varsovia, Egipto, Atenas, Berlín, idas y vueltas a Madrid, .... No entro en detalles para no desvelar la trama que es la parte interesante de la historia.

Al final resulta que es un libro entretenido, emocionante en algunos momentos, completamente increíble en muchos otros, que desde luego no pasará a la historia de la literatura. Hubiera sido mejor publicarlo por entregas, porque es imposible leerlo de un tirón, pero pese a ello no le sobran páginas. Best-seller a la española, lo dicho, un folletín. Aunque no hay que olvidar que la principal referencia en asunto de folletines es Alejandro Dumas y a nadie le importa si el Conde de Montecristo es creíble o no.

 

4 comentarios:

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No me llamaba nada la atención este libro, por mucho que lo vea en las librerías, y ahora con tu reseña me he terminado de convencer de que no voy a perder el tiempo leyéndolo. Gracias por tu sincera opinión. Espero que tengas más suerte con tu próxima lectura. Saludos.

SUSANA dijo...

Veamos...lo primero es agradecerte que escribieras tu opinión "con la tinta fresca en las manos". Hay algo muy interesante en la inmediatez, que suele escaparse cuando trabajamos un texto.
Luego, reconozco que no hubiera elegido este libro por el título, pero has conseguido sembrar la curiosidad, es claro que no pasará sin pena ni gloria ante mis ojos, en una librería.

No soy reacia a los folletos, más de una vez nos regalas verdaderas perlas.

Mi Abrazo Querido Amigo, muchas Gracias!

Carmina dijo...

He leido los anteriores libros de Julia Navarro y me han gustado mucho, este tenía previsto regalarselo a mi madre, pero con las criticas tan contrarias no he sabido que hacer, y al final lo he dejado en stand by, me parece que no lo leere porque no estoy para grandes novelas y que encima terminen decepcionandome, veo que tu opinion esta en la línea de muchos otros bloggers, y son los minimos los que les ha entusiasmado el libro. Se agradece que lo hayas escrito casi sin reflioxionar para no hacer una critica más meditada y por lo tanto más destructiva del libro.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Leí un libro de Navarro hace tiempo, me lo prestaron con buenas palabras y lo leí. Me costó, te lo prometo. Pero lo leí. Personajes planos, un paisaje inexistente, una trama galopante y poco realista, una acumulación de escenas que parecían yuxtapuestas no derivadas ni sucesivas, unos engranajes oxidados... ¿Esto es un best sellers? ¿Sucede en Irak y no vemos ni un paisaje, ni un relato sociopolítico, ni una reflexión inteligente sobre el conflicto histórico? ¿Estos personajes tienen algo de humanos?
¡Con la de libros estupendos que me quedan por leer en las bibliotecas, en las librerías!
Hoy han dado un premio al libanés Maaluf. Podría releer cualquiera de sus obras y lo haría con gusto porque ya he disfrutado con ellas. Esa es mi alternativa.
Un saludo