martes, 4 de agosto de 2009

"Mil soles espléndidos", de Khaled Hosseini


Después de Sarajevo, Afganistán.

Khaled Hosseini es un médico afgano que vive en Estados Unidos, y que con solo dos obras, estos "Mil soles espléndidos" y la anterior"Cometas en el cielo", ha conseguido una notoriedad mundial digna del mejor autor de best-sellers. A veces uno se acerca a este tipo de autores con una cierta prevención, precisamente por el exceso de éxito. Y muchas veces es injusto, y debe de reconocerlo.

La novela de Hosseini es magnífica, impresionante. La vida de las dos mujeres, Mariam y Laila, que nos van acompañando por toda la historia reciente del país, marca profundamente. Es una historia de soledades y de amistad, de ternura, sacrificio y dolor, también de esperanza y resistencia. Y nos acerca y hace entender una realidad terrible, en la que la condición de la mujer está sólo ligeramente por encima de la esclavitud.

El libro además, está muy bien narrado. Hosseini tiene ese pulso de los grandes contadores de historias, porque una vez empezado, no se puede parar de leer. Absolutamente recomendable.

Ojalá vuelva a ser posible dedicar a Kabul con esperanza los versos que dan título al libro:

"Eran incontables las lunas que brillaban sobre sus azoteas
o los mil soles espléndidos que se ocultaban tras sus muros."



Links: A la página web del autor, y a su Fundación para los refugiados afganos:


5 comentarios:

Carmina dijo...

tengo pendiente esta novela y la de cometas en el cielo, con las buenas reseñas que poneis todos creo que no tardare en abordarlas

fab - golem dijo...

De verdad que vale la pena leerla. Es de las mejores historias que he leído últimamente.

Charles de Batz dijo...

Es cierto, amigo Fab, que ese mismo mérito que ha conducido a autores como K. Hosseini al éxito, se convierte en un freno para muchos que, como bien dices, nos mostramos un tanto recelosos con los Best-Sellers, y otras bestias de las secciones de libros de los hipermercados.

Cometas... la leí un poco por obligación, por no tener otra cosa mas apetecible para mí en aquél momento y lugar en el que tenía por delante un par de horas de espera. Me atrapó por lo primario, quiero decir por su sencillez, por los símbolos, por encontrar en él un cuento infantil para adultos... No se, seguramente lo más sencillo es lo que más cuesta explicar.

Me lo prestaron y lo terminé en casa.

Ahora que asoman mis vacaciones, esto ya creo que lo he dicho, sigo muy de cerca tus recomendaciones, y aunque tengo ya para acompañarme "Vida y Destino" de V. Grossman y un curioso manual que me ha regalado un buen amigo, seguramente que uniré a mis lecturas veraniegas alguna de tus interesantes recomendaciones.

Salud

fab - golem dijo...

Comparto tu análisis. Es esa sencillez del relato la que atrapa casi inmediatamente. Hosseini es un gran narrador.

Por otra parte, se me resiste el libro de Grossman. Lo empecé una vez, y también lo había reservado para el verano. Pero me da un poco de pereza. ¿Vale la pena de verdad luchar con las más de mil páginas de la novela?. Creo que necesito un empujón.

Salud y buenas vacaciones

Gww dijo...

Hola Fab, me alegra leer este comentario porque he estado tentado en ocasiones de leer los dos libros de este autor y finalmente he optado por regalarlos (siempre con éxito, todo sea dicho) quizá por esa prevención a que aludes.

Bueno es reconocer que no todo relato bien narrado (venda mucho o poco) es buena Literatura, así que me propongo leer alguno de los dos en cuanto despeje mi montaña de títulos pendientes.

Un saludo.