lunes, 10 de agosto de 2009

"La falsa pista", de Henning Mankell







Mankell me sigue entusiasmando. Si ya lo dije en la anterior novela del ciclo Wallander ("El hombre sonriente"), esta quinta entrega ("La falsa pista") sigue in crescendo. No voy a insistir, pues, porque me repetiría.


Esta vez, en lugar de hablar del texto, voy a hablar de las portadas de la colección, que me parecen francamente buenas. Si alguien las ha visto con atención, se dará cuenta que se trata de fragmentos de obras de arte, recortados sobre un fondo negro que los resalta con intensidad. Como estamos en verano, y a modo de juego, he buscado en la red para tratar de identificar las obras originales de las que proceden, siguiendo las pistas que nos da el editor, que apenas indica en cada caso "fragmento de una obra de ............". De momento, de los cinco títulos que llevo, he encontrado tres y no localizo dos. Por si a alguien le interesa, os lo cuento, y si localizáis los dos que me faltan, agradeceré la información.








En primer lugar, los hermosos caballos de "Asesinos sin rostro", de Giambattista Tiépolo, proceden de los frescos que pintó el artista en el Salón Imperial del Palacio de Wurzburg, y son un fragmento del fresco principal.








En segundo lugar, no he encontrado la procedencia de la portada de "Los perros de Riga". Se trata de una obra de Anton Van Dyck, pero no he conseguido identificarla. Debe de venir de alguno de sus famosos retratos de los reyes cazadores o de alguna escena naturalista de caza, pero no la localizo.






Tampoco encuentro el origen de la figura de mujer de "La leona blanca". Pese a que el editor afirma que es un fragmento de obra de Kristian Kobke, no acaba de encajarme con la obra de este pintor danés de mediados del XIX.





El cuarto título de la serie, "El hombre sonriente", aisla un fragmento del cuadro de Tiziano, "David y Goliath", que se encuentra en la iglesia de Santa María della Salutte de Venecia. En la portada no se identifica, pero si se vé el cuadro entero, se entiende perfectamente que el hombre que eleva sus brazos en acción de gracias, es David después de derrotar al gigante. Y en este caso, el fragmento está sin duda bien escogido, porque es claramente una alusión al texto de Mankell.















Finalmente, la portada de "La falsa pista" es un fragmento del cuadro "Peste en Roma", del francés Delaunay, que se encuentra en el Musée d'Orsay. La figura del ángel vengador se acopla también perfectamente al espíritu de esta magnífica novela. El cuadro se basa en un pasaje de la Leyenda dorada de Jacques de Voragin que cuenta la historia de San Sebastián, donde está escrito: "Y entonces apareció visiblemente un buen ángel, que ordenaba al ángel malo, armado de un bastón, golpear las casas, y tantas veces como una casa recibía de golpes, tantos muertos habían".





Perdonad por la disgresión veraniega. Cuando complete la colección (ya hay dos títulos más publicados), intentaré cerrar esta pequeña investigación.




3 comentarios:

SUSANA dijo...

Felíz Cumpleaños Estimado Amigo!!!!

Mis disculpas por saltear la lectura de tu prometedor artículo (volveré más tarde)pero en estos momentos estoy en una reunión de trabajo.

No quería dejar pasar de todas formas, el momento de felicitarte y desear que tengas un maravilloso día entre tus afectos.

Un enormísimo Abrazo Fab!!!!

Goathemala dijo...

Lo malo de toda la saga Wallander es que no la leí de manera secuencial sino a saltos. Algo de la linealidad de la saga fue perdida. Mis libros eran de bolsillo, no tenían esas magníficas portadas. Por cierto hay una nueva novela que dará el cierre de Mankell a la serie Wallander. Saldrá, probablemente, en España en octubre y nos presentará a un detective setentón y diabético pero tan genial como siempre.

Saludos.

fab - golem dijo...

Hola Goathemala.

Gracias por tu comentario. Me alegro de que Mankell se anime con un nuevo libro sobre Wallander, que me encantará leer. Como a lo mejor has visto, yo he descubierto al comisario no hace mucho, y sí que estoy intentando leerlo poco a poco, a medida que se publica la nueva colección, que pese a las bonitas portadas, también es de bolsillo.

Seguiremos en contacto.

Saludos.