martes, 12 de julio de 2011

"Gris de campaña", de Philip Kerr



Nueva entrega de la serie del detective Bernie Gunther. Y van siete. "Field grey" en su versión original, que se ha traducido como "Gris de campaña".

Copio la reseña oficial de la novela, publicada por la editorial:

"Corre el año 1954 y las cosas no son sencillas para Bernie Gunther. El Gobierno cubano le ha obligado a espiar a Meyer Lansky, y cualquiera puede imaginarse que meter las narices en los asuntos de un conocido mafioso no puede ser bueno para la salud. Así que, harto de ese engorroso trabajo, Gunther consigue una embarcación con el objetivo de huir a Florida. Sin embargo, la suerte no está de su lado, ya que tras la fuga es arrestado y devuelto a Cuba, donde es encarcelado. En su estancia en prisión conoce a personajes curiosos, como Fidel Castro o Thibaud, un agente que ejerce de enlace entre la CIA y el servicio de inteligencia francés. Thibaud no es buena compañía para Bernie y no tarda en demostrarlo al hacerle una propuesta que el detective no tiene más remedio que aceptar: debe volver a Alemania para alojarse en una prisión y hacer allí un trabajo sucio que puede acabar costándole la vida."

Lo cierto es que esta reseña apenas hace referencia al arranque del libro, ya que a partir de ese momento empieza la verdadera historia de la novela, que transcurre en varios niveles temporales: el presente, el Berlín de 1954, donde se enfrentan en una guerra cada vez menos fría los distintos poderes ocupantes; y el pasado, donde a través de continuos flash-backs, Gunther va reconstruyendo parte de su trayectoria personal y rellena bastantes de los huecos temporales que habían dejado hasta ahora las novelas anteriores. Creo que es mejor no revelar más detalles. Por ejemplo, la contraportada, a diferencia de la reseña transcrita, es excesivamente explícita por un lado y a la vez, confusa por otro. Es mejor leer la novela y llegar, sobre todo, a un final magnífico, coherente con el personaje, con el cínico y a la vez íntegro Bernie Gunther.

Por lo demás, es una novela apasionante, rápida de leer. Tal vez resulta algo complicada en algunos momentos, pero no decepciona en absoluto. De nuevo Gunther en estado puro, pero esta vez, con algún toque Le Carré. Para mi gusto, mejor que las dos últimas entregas.



Y ahora a esperar que aparezca la octava entrega de la serie, que como podéis leer en este fragmento de una entrevista con el autor, me apetece especialmente. Gunther, el Golem y nazis. Espectacular. Veremos.

Your eighth Bernie Gunther novel, The Man with the Iron Heart, is due out in Britain this coming October. It’s set in Prague more than a decade before Field Grey. What motivated you to leap backward in time again? And what can we expect of that next book?.

I am afraid I cannot discuss the plot of this book except to say that it is no longer called The Man with the Iron Heart. It turned out that there was another book with that title. [My] book, half of which is set in Prague, is now called Prague Fatale…It’s set in October 1941. Think the Golem of Prague with Nazis."
 



9 comentarios:

jiescribano dijo...

Tengo muchas ganas de leer esta novela, pero dudo por si debería empezar la serie por la primera entrega.

Golem dijo...

Creo que hemos comentado alguna vez que hay series que se pueden leer sin necesidad de orden y otras que pierden mucho si no se leen cronológicamente. Por ejemplo, para mi un caso del primer tipo es el de Donna Leon, en el que si bien hay continuidad de los personajes, el tiempo parece detenido en un período en el que apenas varían las circunstancias personales.El caso de Gunther es justo de los contrarios. Kerr va construyendo una biografía coherente del personaje, y como en esta ocasión, va recomponiendo los huecos que ha ido dejando entre las primeras historias de preguerra y las últimas entregas que narran su postguerra. Por eso, te recomiendo sin duda que leas la serie por orden. Se entiende mejor y se disfruta más. Y los primeros son muy buenos.

jiescribano dijo...

Muchas gracias por tu sugerencia. Un abrazo

Elena Rius dijo...

Lo siento, pero no puedo con la serie de Bernie Gunther. Concedo que son novelas llenas de acción,y que Gunther resulta un personaje simpático, pero son tan poco verosímiles en sus planteamientos que, ni siquiera concediéndoles ese amplio margen de credibilidad que les damos a las obras de ficción se aguantan de pie. En la Alemania nazi, Gunther hubiera acabado detenido o muerto antes de llegar a la página 10 de estas novelas.

Shorby dijo...

Pues la verdad es que este me llama más la atención que los dos anteriores... =)
Lo tendré en cuenta.

Besotes

Golem dijo...

Tienes razón en lo de la poca credibilidad del personaje en el entorno de la Alemania nazi. Pero no puedo evitar encontrar la serie muy entretenida. Mis disculpas por esa debilidad.

Saludos

Elena Rius dijo...

Disculpado, desde luego. Yo también tengo alguna debilidad de esas. Por ejemplo, respecto a un autor de thrillers americano que se llama Nelson DeMille.

Laura Uve dijo...

No conozco al autor, así que entre tu debilidad y el plateamiento de Elena... hmmm... probaré el primero si lo encuentro.

Un abrazo!!

Las debilidades son naturales...

Golem dijo...

Shorby:

Desde luego, a mí me ha gustado bastante más que los dos anteriores.


Laura Uve:

Si decides caer en la tentación, desde luego mejor desde el primero.

Saludos y gracias a todos.