viernes, 15 de julio de 2011

"El frente ruso", de Jean-Claude Lalumière


Me he leído en dos tardes este librito de Jean-Claude Lalumière. Avanzo que bastante entretenido. Primero, un poquito de reseña oficial.

"A veces un pequeño detalle lo puede decidir todo: el que condiciona la carrera de un joven funcionario, un tanto ingenuo, del Ministerio de Asuntos Exteriores francés es el maletín que le ha regalado su madre por su primer trabajo. El día de su toma de posesión, el jefe de personal tropieza con él y destina a su dueño al departamento de «Países en vías de creación. Sección Europa del Este y Siberia»: el frente ruso.

Utilizando este peculiar negociado como base de operaciones nuestro hombre intentará hacer carrera en el ministerio, aunque sus intentos no siempre tendrán éxito. El ambiente en el que desempeñará su trabajo está poblado por una peculiar fauna –una secretaria hippy a punto de jubilarse, un informático fantasmón, un jefe inepto o un compañero trepa- que le resultará familiar a todo el que haya trabajado en una oficina alguna vez.

Publicada con gran éxito en Francia en el año 2010, esta desternillante sátira de la burocracia y el mundo empresarial tiene también un trasfondo amargo: el que deja la renuncia a toda ambición."

El libro está bien. Es un reflejo divertido de la burocracia francesa, que visto lo visto, no es muy diferente de la de aquí y hablo por experiencia propia. Tiene algunos momentos que incluso me han arrancado la carcajada aunque en general induce más a una sonrisa bastante estable. Mi única objeción, más que al propio libro, es a la desproporción de algunas de las entusiastas presentaciones publicitarias, que lo califican de genial, casi Kafka,. etc,.. Pero insisto en que está francamente bien y que se pasa un buen rato leyéndolo.

No he podido evitar acordarme leyéndolo de otro libro que en su día sí que me pareció casi genial, por lo acertado de sus personajes y el manejo de las situaciones, "Sí Ministro", de Jonathan Lynn y Antony Jay. Las relaciones entre funcionarios y políticos quedaban descritas con el mejor sentido del humor inglés. Tengo la sensación de que aguantaría perfectamente una relectura pese al tiempo transcurrido. Al fin y al cabo, "El frente ruso" es la prueba perfecta de que poco o nada ha cambiado.


6 comentarios:

Giulietta dijo...

No conocía este libro, pero si lo calificas de entretenido y divertido, habrá que tenerlo en cuenta.En cuanto a la trama, tienes razón. A más de uno nos resultará muy familiar.
Que tengas un buen fin de semana.

Shorby dijo...

Siempre se agradece leer con una sonrisa continua en la cara, pocos libros lo consiguen =)

Besotes

Golem dijo...

Giuletta:

Si que es un libro entretenido y llegas a la conclusión de que no hay tantas diferencias entre Francia y España. Buen fin de semana también para tí.


Shorby:

Pues sí. Se agradece de vez en cuando leer algo ligero, divertido. Que ya tenemos suficientes líos fuera.

Besos

Gww dijo...

Otro libro del Asteroide con buena pinta por lo que cuentas y muy al hilo de los tiempos que vivimos. Tomo nota, aunque también de tu reserva frente a los pomposos alardes publicitarios... otra lacra de estos tiempos. ¿Por qué es necesario que un libro o autor sean equiparados a lo mejor de la Literatura Universal? Al final lograrán que no creamos en nada.

lammermoor dijo...

Creía que había comentado. Bueno, a mi me decepción un poco; no es que esté mal pero esperaba más de él.
Además me pareció que lo venden como muy divertido cuando en el fondo es bastante amargo.

Hablé de él en La Esfera (por si quieres contrastar opiniones)http://programalaesfera.blogspot.com/2011/07/el-frente-ruso.html

lammermoor dijo...

Perdona si sale duplicado el comentario, pero creo que la nave nodriza se lo ha tragado.
Decía que me había decepcionado y que no entiendo por qué lo presentan como tan divertido cuando en el fondo es un libro bastante amargo.
Y te dejaba la dirección del comentario que hice sobre él en La Esfera Cultural
http://programalaesfera.blogspot.com/2011/07/el-frente-ruso.html