domingo, 19 de diciembre de 2010

"El secreto de Chimneys", de Agatha Christie



Antes de acabar el año del 120 aniversario del nacimiento de la autora, añado un nuevo título a la lista de lectura, su sexto libro, publicado en 1925. Ya queda menos para completar los más de 80 que componen su extensa obra.

"El secreto de Chimneys" es mucho mejor que la precedente colección de cuentos, "Poirot investiga", y más completa, mejor acabada que la novela anterior, "El hombre del traje color castaño".




En una divertida historia de intriga, Doña Agatha cuenta las aventuras de Anthony Cade, un ciudadano británico en África a quien un amigo le pide entregar en Inglaterra un manuscrito que contiene las memorias de un importante político de Herzoslovaquia y devolver también unas cartas comprometedoras para una joven. Nada más volver a Inglaterra, Cade descubre que el manuscrito es codiciado por varios grupos que quieren impedir su publicación porque puede afectar a la restauración de la monarquía en el imaginario país balcánico. También la entrega de las cartas resultará más complicada de lo esperado, ya que en casa de la joven, Cade se encontrará con un primer asesinato. Las distintas tramas, en las que se mezclan intereses financieros y petrolíferos, un misterioso ladrón francés, intrigas políticas y pequeñas dosis románticas, confluyen en la mansión de Chimneys, en la campiña inglesa, donde Cade, con la ayuda del superintendente Battle, conseguirá resolver todos los misterios pendientes, incluyendo su futuro laboral y sentimental.




La novela es muy entretenida, más ágil que el título anterior y mejor resuelta. Cada vez el oficio de la autora se va afianzando más, y aunque no aparece ninguno de los personajes habituales, el protagonista tiene una personalidad muy marcada y hubiera podido protagonizar otros títulos si no fuera por la clara incompatibilidad laboral que le depara el final de la historia. 
  
Creo que con este título acaba lo que podríamos llamar fase inicial de la autora. El siguiente libro, "El asesinato de Roger Ackroyd" inaugura ya su fase de madurez y supondrá su consagración como escritora de novelas de misterio. Pero esa es ya otra historia, que continuará en el 2011.




PD: Me he quedado sin traductor de inglés, así que no puedo seguir con la versión bilingüe. Prefiero que cada uno interprete libremente lo que le proponga el traductor de Google.




3 comentarios:

lammermoor dijo...

Por un momento estaba pensando que tenía que haber un error y claro que lo había, era mío. Estaba pensando en El misterioso caso de Styles.
De este tengo un recuerdo bastante vago así que tendré que releerlo. De momento, estoy con Miss Marple.
El misterioso señor Brown(o El hombre del traje castaño) es el único de la pareja Beresford que considero tolerable.

Laura Uve dijo...

Holaaaa!!!
Leí a Agatha Cristie hace tiempo. Me gustaba tanto que leí muchísimas de sus novelas. Tu entrada me hace desear releer alguna de ellas.

Saluditos.

SUSANA dijo...

Muchas Gracias por el bocado de Christie, siempre sabroso!

Querido Amigo, se acercan las Fiestas y traigo mis mejores deseos para Vos y tus seres queridos!

Buen cierre y excelente comienzo del 2011, otro año que me hace ilusión compartirlo con Vos!

Mi Abrazo!