jueves, 25 de noviembre de 2010

"La estrategia del agua", de Lorenzo Silva


Hacía ahora algún tiempo que no leía las aventuras de la pareja de guardias civiles, Bevilacqua y Chamorro. Después de tanto nórdico y de acabarme el último Connelly me apetecía leer otra vez novela negra española, y más después del buen sabor de boca que me dejaron este verano las dos novelas de Domingo Villar, en especial "La playa de los ahogados". Así que me decidí por "La estrategia del agua" y el resultado ha sido excelente. Tal vez el mejor elogio que pueda dedicarle ahora mismo es que no desmerece para nada a los "Nueve dragones" de Connelly. Atrapa inmediatamente y tiene un ritmo completamente mantenido a lo largo de sus casi 400 páginas.  


Reproduzco la presentación del libro desde la página personal del autor:

"Tras una decepcionante experiencia con el sistema judicial, que ha puesto en libertad a un asesino al que había detenido después de una larga investigación, el brigada Bevilacqua, alias Vila, se halla desencantado y más escéptico de lo que acostumbra. Así se enfrenta al nuevo caso que le ocupa: un hombre llamado Óscar Santacruz ha aparecido con dos tiros en la nuca en el ascensor de su casa. Parece el «trabajo» de un profesional, lo que se antoja desmesurado dada la poca trascendencia de la víctima, que tiene algunos antecedentes menores por tráfico de drogas y violencia de género. Vila y su compañera, la sargento Chamorro, afrontan la tarea, muy a regañadientes por parte de Vila, actitud que empezará pagando «el nuevo», Arnau, un joven guardia que poco a poco se irá ganando la confianza del brigada.


Parece que los problemas en la vida de Óscar, aparte de sus roces con la justicia, se limitan a su divorcio, mal llevado y con un hijo de por medio. Pero, ¿qué esconde la denuncia que pesaba sobre la víctima por malos tratos? ¿Y su detención por tráfico de drogas? ¿En qué oscuros asuntos estaba envuelto este hombre en apariencia tan poco peligroso?

Una novela sobre los claroscuros de las relaciones, sobre los errores y aciertos de los jueces, sobre los vericuetos de la moderna investigación policial, sobre las injusticias que provocan las leyes y sobre el mal, que a menudo está entre lo que tenemos más cerca, incluso entre lo que un día amamos."

 
 
Vila y Chamorro han madurado para bien. El contrapunto del nuevo, Juan Arnau, introduce un toque de humor adicional y equilibra más la relación. Y la trama, pese a que se nos revele casi desde el principio, está perfectamente construida. Una novela excelente.

¿Para cuando una invasión del mercado nórdico con autores negros españoles?. No tenemos nada que envidiarles. A lo mejor sólo la capacidad de promoción editorial. Es curioso pero a veces tengo la sensación de que tenemos grandes editoriales, capaces de vendernos cualquier autor de fuera con un marketing realmente potente, y a la vez, incapaces de vender a nuestros (sus) autores fuera del mercado en lengua española.

Os dejo el enlace a la Web de Lorenzo Silva, a la página de inicio. Si pincháis allí en "Los libros" y os váis a la portada de "La estrategia del agua" , se puede encontrar allí una visión del autor sobre su obra y enlaces a múltiples reseñas de la obra, con un gran juego limpio por parte del autor.

Para acabar y antes de que se me olvide, el título de la obra, la estrategia del agua, me parece  magnífico, y la imagen que en ese título subyace, un gran acierto del autor.

7 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Tienes toda la razón al señalar el cierto abandono en que se tiene a los autores españoles a la hora de lanzarlos al exterior, en tanto somos muy receptivos con los foráneos. ¿Podría tratarse de un vicio nacional? Excelente reseña. Besos, querido amigo.

lammermoor dijo...

¡Qué casualidad! La entrada negra de este mes se la dedicaré a Lorenzo Silva y su "extraña pareja"
Leí hace poco La Estrategia del agua y como bien dices, te engancha desde el principio y a pesar de que sabes desde el principio quien es el culpable eso no quita ni un ápice de interés.
Me ha gustado además que la pareja se convierta en trío.
Y tienes razón, hay excelentes autores de novela negra española que no tienen tanto apoyo editorial (al menos no de marketing)
Es que estoy fartuca de nórdicos y eso que tengo recién traídos de la biblio los últimos de Hole y de Indridasson.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Me ha encantado tu reseña y me ha picado mucho la curiosidad y me han entrado ganas de leer el libro y descubrir a este autor al que todavía no he leído. Estoy totalmente de acuerdo contigo sobre el diferente trato a los autores extranjeros y a los españoles. Un abrazo.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

SUSANA dijo...

Bueno, las editoriales por caso, no escapan a las generales de la ley. Hay países que apoyan fuertemente todas las expresiones de su cultura y conciben excelentes estrategias comunicacionales para sus productos. El resultado es que, por caso (y también en mi país) los títulos nacionales son ignotos al lado de los extranjeros, que vienen precedidos de tremenda publicidad.

Gracias por la recomendación Querido Amigo! Besos.

alestedemadrid dijo...

Gracias por dejar el enlace de la página de Lorenzo Silva. En la zona "desdinerarizada" incluye los textos completos de algunos de sus artículos de prensa y relatos cortos y me ha encantado poder leerlos, especialmente una entrevista con la viuda del desaparecido autor de Milennium. Un saludo

Alice Silver dijo...

Hola Golem,
Estoy de acuerdo contigo sobre tu revindicación sobre los autores españoles con obras de magnífica calidad que no siempre obtienen el reconocimiento y la promoción que merecen.

oesido dijo...

Me has convencido; aunque había dejado a Silva hace un tiempo, tu post me anima a leer esta novela. En todo caso Silva además de buen escritor parece un buen tipo.