miércoles, 2 de diciembre de 2009

"Dido, reina de Cartago", de Isabel Barceló Chico


Antes de Roma fué Cartago. Y no se puede entender Roma sin su eterna enemiga. Quizás sea por eso que la más romana de todos los internautas haya escogido para su primera novela la figura apasionante de la reina Dido, en una aparente contradicción que nos refuerza ante la idea de que no existe nada sin su contrario. Espero y deseo que esta novela no sea más que el principio de una larga serie, ya que la historia de Roma y su vida cotidiana está llena de mujeres cuya vida merece ser contada y escrita, como nos viene demostrando Isabel en su blog.

La novela me ha gustado mucho. Pese a ser primera obra publicada, o al menos así lo creo, presenta una madurez narrativa mucho mayor de lo habitual en estos casos. Por un lado la historia es muy entretenida y se lee de un tirón, lo cual siempre es de agradecer. Y por otro , la calidad del texto me ha parecido excelente. Me ha gustado especialmente ese doble nivel narrativo que juega desde el principio con el lector y que le da un guiño especial, a veces con un toque de humor muy oportuno. Me refiero a la narración de la narración que realiza Imilce, rodeada de otros personajes, a su vez protagonistas de la propia historia. Además, ese doble juego narrativo está presente en otros aspectos y enriquece especialmente la novela. Así, la versión de los hechos de los troyanos frente a la de los fenicios. O la presencia de los dioses y su pretendido papel determinante en el destino de los protagonistas, frente a la versión simplemente humana y pasional de la historia de Dido y Eneas.

También hay un doble nivel en la protagonista, el de mujer y reina, complementario y contradictorio a la vez, que al final será precisamente el que marcará su trágico destino.

Me ha gustado también ese cierto sabor a novela por entregas, con la aparición no exagerada de autoreferencias en el texto, que deriva lógicamente de su origen bloguero. Le da un encanto añadido. No conocí el Blog de Isabel a tiempo de poder leer la historia a medida que se publicaba. Me recuerda tiempos más jóvenes en que esperábamos que salieran cada semana los capítulos nuevos de los tebeos favoritos, El Capitán Trueno por ejemplo. En particular, el placer y la ansiedad del Continuará...........Las nuevas tecnologías, a veces nos permiten reconciliarnos con viejos hábitos. Creo que me hubiera gustado también poder identificarme con alguno de los personajes, como pudieron hacer lectores más tempranos que yo, tal vez el cartógrafo Igres.

Por todo ello, porque ha sido un placer leer la novela y porque me gustará leer la próxima, primero en la red y después en papel, le deseo a Isabel el mejor de los éxitos.




Links: Como no podría ser de otra manera, al Blog de Isabel Romana:









4 comentarios:

SUSANA dijo...

Bravo y Bravoooo Fab!!!!

Todavía espero el envío de Dido por parte de mi proveedor habitual (lo ha prometido por su madre!)

Mientras, disfruto de bocados (tampoco alcancé a llegar a la publicación en el blog de Isabel) y por supuesto, de esta reseña preciosa!

Isabel es muy talentosa, pero mucho! Y tiene -a mi modo de ver- un plus ultra: es un ser humano inmenso y desde allí plantea sus personajes. Su comprensión de la naturaleza humana -con miserias y virtudes- es una constante en todas las publicaciones.

Desde ya, estoy a los saltos por disfrutar de este libro!

Mil Gracias por el artículo, querido Amigo!

Mi beso!

Isabel Romana dijo...

Muchísimas gracias por tu análisis, querido Fab. Me siento más hinchada que una gallina clueca... Con lo que me divertí escribiéndola (y se divirtieron los lectores), ahora al verla en papel se remata la alegría. Me hace feliz saber que te ha gustado. Y te aseguro que tiene muchas lecturas... Un abrazo muy fuerte.

Clarice Baricco dijo...

Yo estoy por terminarla, y me he tardado a propósito. Lentamente. Saboreándola. También la platicaré en mi blog más adelante.

Isabel es tremenda mujer.

Te recomiendo que sí hace otra novela, formes parte. Porque yo me arrepentí ja! por mi pudor, jajaja....Pero bueno, sale Anna (mi hija) y Mook (mi perro). Ya con ellos fue suficiente.

Un placer leerte.

Abrazos.

Graciela

Charles de Batz dijo...

Llevaba tiempo esperando a tener un momento para actualizar debidamente mi cuaderno y pasarme por lo blogs de mis amigos; más aún cuando se trata de comentar la reseña de un libro del cual todos nos podemos sentir muy orgullosos pues ha salido de la mano de nuestra amiga Isabel.

Seguí las andanzas de Dido a través de su blog y, lógicamente, me hice con el libro en cuanto tuve ocasión. Como ella bien decía, podías sentir una hermosa diferencia al verlo sobre papel, en tus manos. He disfrutado tanto o más que la primera vez que lo leí, pues veo el texto lleno de frescura y emoción.

Salud