domingo, 12 de julio de 2009

"Anatomía de un instante", de Javier Cercás



Cumplido el sueño de Venecia, empiezo el año nuevo volviendo a la realidad española y a la historia reciente. Javier Cercás es un magnífico escritor. En particular "Soldados de Salamina" es uno de los mejores libros que he leído sobre la Guerra Civil española. La novela, llena de sensibilidad, está cargada de una enorme voluntad de entender, de comprender las causas de lo que estaba pasando, pero sobre todo, de entender los sentimientos y las reacciones de las personas que se vieron envueltas en la contienda.



Esa necesidad de comprender es la que vuelve a centrar "Anatomía de un instante". En este caso, ese instante al que hace referencia el título es el 23-F, el golpe de estado fracasado que constituye sin duda, uno de los momentos más intensos que vivió nuestra (su) generación. Y el instante va más allá, pues se concreta en el momento preciso en que tras los disparos, tan sólo tres personas permanecen en su posición, sin echarse al suelo: Suárez, Gutiérrez Mellado y Carrillo. Lo que hace Javier Cercás es una auténtica disección del golpe, de sus antecedentes y de sus protagonistas, de manera minuciosa y detallista. Y junto a las circunstancias históricas y políticas, realiza una aproximación a las personas, para acabar de entender el porqué de ese gesto de entereza.



Cercás hace una referencia a Borges que me parece especialmente acertada, la de que a veces toda una vida se concentra en un instante, y que toda la vida anterior resulta tan sólo una preparación para ese momento singular, que a su vez, da sentido a la vida. En particular, la reflexión más brillante y más extensa del libro se centra en la figura, controvertida primero y respetada y admirada después, de Adolfo Suárez, a quién nuestra generación, desde posiciones políticas iniciales diferentes, ha acabado rindiendo tributo de agradecimiento. Para mí, ese es uno de los hallazgos del libro, en el sentido de que, pese al papel crucial del Rey en esa noche, la figura humana y política de Suárez sale también reforzada de la situación, pese a que , paradojas del destino, ese fuera también prácticamente su final.



Por lo demás, el libro hace rememorar los episodios personales. Hay pocas situaciones que se queden grabadas de tal manera en el recuerdo. El famoso día, estábamos en Burjassot, acudiendo a una iglesia para preparar la boda de unos amigos, y en un horno famoso nos dijeron que se había producido el asalto al Congreso. Al momento cogimos el coche de vuelta a casa, donde al poco empezó a leerse el famoso y durísimo bando de Milans. Recordaremos siempre la enorme procesión de coches en completo silencio , colapsando totalmente la Pista de Ademuz, a ritmo de procesión, sin que produjera el más mínimo sonido ni protesta. Yo trabajaba entonces en el Ayuntamiento, y la incertidumbre hacia lo que pasaría al día siguiente era enorme, incertidumbre que acabó de acentuarse cuando de repente desde casa, empezamos a ver al otro lado del río las luces azules de la Policía Militar y los tanques en la calle. Siempre he pensado que el golpe se vivió de una manera en la ciudad de Valencia y de otra manera mucho menos intensa en el resto de España, ya que esa visión directa de ciudad ocupada no es fácilmente compartible. Afortunadamente, el Rey habló, los tanques se retiraron y todos volvimos a respirar, pero esas horas quedaron marcadas para siempre.



El libro de Cercás me ha traído esos recuerdos concretos. Vale la pena leerlo, porque además de estar muy bien escrito, es un análisis excelente de uno de los momentos más intensos que todos vivimos, o al menos así lo creo.





Links: A un vídeo corto : http://www.youtube.com/watch?v=YSemfaM3Odg



A la versión larga , emitida por Informe Semanal: http://www.youtube.com/watch?v=dXIacwVky_s

9 comentarios:

SUSANA dijo...

Buenas Tardes Fab.

Tus reseñas son adictivas. Y aunque no estoy segura si leeré todos los libros que me han entusiasmado (o dispondré de tiempo para este placer) lo indiscutible es que todos y cada uno de ellos tendrán tu sello.

¿Cómo despegar "Anatomía de un instante" a esa referencia borgiana que rescataste: "...una vida se concentra en un instante, y que toda la vida anterior resulta tan sólo una preparación para ese momento singular"

Desde mi penúltimo post, he quedado prendida con el tema de este libro. Imaginarás la curiosidad que tengo!

Muchasssssss Graciassss Amigo!

Un abrazo dominguero!

Isabel Romana dijo...

Comparto tu juicio respecto al libro "Soldados de Salamina", que me encandiló absolutamente en su momento. No sé si será el mejor libro sobre la guerra civil, pero en cualquier caso mostró un lado humano en todo aquel horror. En cuanto a "Anatomía de un instante" aún no lo he leído, pero confío plenamente en tu juicio. A ver si tengo tiempo estas vacaciones. También yo trabajaba entonces en el Ayuntamiento y me preparaba una oposición. Y también oí desde mi casa pasar los tanques... Un abrazo muy fuerte.

Carmina dijo...

No he leido nada de este autor, y realmente era muy pequeña cuando el golpe militar, pero siempre he oido hablar a mis familiares de ese miedo por la situacion de casi sitio que vivia Valencia practicamente tomada por los tanques, creo que tienes razon, que desde esta tierra se vivio de forma más intensa el golpe, en cuanto al autor y su obra espero acercarme en breve porque me interesa ese periodo de nuestra historia, asi que apunto los soldados de salamina y anatomina de un instante a la lista de pendientes, que no veas como crece sin descanso

Descubre Irlanda/Vive lEmpereur! dijo...

Vive l'Empereur!

¡Bienvenido/a lector/a! Esta aventura por recorrer el Mundo de la mano del Emperador Napoleón Bonaparte (1769-1821) nació el 30 de Abril 2009, día en el que además, Napoleón vendió Luisiana a los Estados Unidos por 80 millones de francos.

http://vivelempereur.blogspot.com/

Charles de Batz dijo...

Lo tengo en la lista de espera, Fab, desde hace ya algún tiempo. Tengo que reconocer que hasta ahora me he resistido a leerlo sin saber muy bien porqué.

Me quedo, esta vez me toca a mí, con esa cita de Borges: "...toda una vida se concentra en un instante...". Terrible, pero seguramente cierto, y eso pueda explicar la sensación que se tiene en muchas ocasiones de navegar sin rumbo cuando se cree que todo lo que se tenía que hacer ya se ha hecho.

Gracias por tu interesante reseña.

Salud

Cornelivs dijo...

Me encantaria leerlo.

Un abrazo...!

Cornelivs dijo...

Me encantaria leerlo.

Un abrazo...!

Elena dijo...

Me gusta mucho Javier Cercas. Soldados de Salamina y La velocidad de la luz me fascinaron como novelas. Tengo ganas de leer esta última, porque es uno de mis autores españoles preferidos y creo que no me defraudará. Tu reseña me ha animado aún más a hacerlo.

Un saludo

lireaujardin dijo...

Il y a quelques jours, j'ai écouté Javier Cercas sur France Culture : une émission d'une heure lui était consacrée à propos de l'"Anatomie d'un instant". J'ai pris conscience de l'importance qu'a eu ce coup d'état manqué pour l'Espagne, et de la stabilité de la démocratie espagnole après le discours du roi.
Ici, en France, nous l'avons vécu comme une pantalonade de quelques excités, puis nous l'avons oublié.

J'aime Javier Cercas, j'ai été très impressionnée par "A la vitesse de la lumière" et par "Les soldats de Salamine". J'espère pouvoir lire très prochainement cet "Anatomie de l'instant".