sábado, 22 de enero de 2011

"El manuscrito de piedra", de Luis García Jambrina



Está muy bien este "Manuscrito de piedra". Supongo que por casualidad ví en las librerías estas Navidades la segunda parte , "El manuscrito de nieve" y me llamó la atención. Nunca tendré claro que es lo que te atrae de un libro nuevo de un autor que no conoces. Un buen título o una buena portada. Una editorial o una colección que te da cierta garantía de que no te vas a encontrar con otra "novela histórica" más. Una buena sinopsis que te hace atractiva la historia. O la suma de todos los factores. El caso es que descubrí que antes de ese manuscrito en la nieve el autor había publicado otro manuscrito, esta vez tallado en la piedra y decidí empezar por el principio.

Luis García Jambrina (Zamora,1960) es doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca y profesor titular de la misma. Y todo eso se nota en la novela, en la que Salamanca es la auténtica protagonista, aunque los personajes también tienen su curiosidad:

"A finales del siglo XV, en la convulsa España de los Reyes Católicos y en medio de la persecución a los conversos, el futuro autor de La Celestina, Fernando de Rojas, converso y estudiante de Leyes en la Universidad de Salamanca, se ve obligado a investigar el asesinato de un catedrático de Teología. De Rojas usa su mente deductiva para descifrar enigmas y desenmascarar al asesino, quien pronto se cobra otra víctima: el príncipe don Juan."


Es decir, una novela negra situada en la Salamanca del siglo XV, en la que un joven Fernando de Rojas hace de detective, y en la que acabarán teniendo su papel otros personajes históricos, incluida, sí, claro, como no, Celestina. Una novela excelente, muy entretenida y perfectamente documentada. Imposible no encontrar en algunos momentos ecos de "El nombre de la rosa". Tal vez en algún momento un poco fantasiosa pero a mí me parece que se le puede perdonar ya que el balance es muy positivo. 

Ahora ya no tengo excusas para leer el segundo título. Y más en este tiempo de nieve.

Continuará....


Links: A una reseña de la novela en ABC: "Sin Letras no hay Paraíso": http://www.abc.es/20081117/cultura-libros/luis-garcia-jambrina-letras-20081117.html





8 comentarios:

oesido dijo...

Parece interesante. Tomo nota. A ti que te gusta la novela detectivesca, negra, típica y atípica, ¿conoces a Ignacio del Valle y su trilogía sobre Arturo Andrade? Su primer libro, El arte de matar dragones, me sorprendió enormemente. Tomo nota de tus propuestas que me parecen muy interesantes en un campo que tenía abandonado. Un saludo.

Golem dijo...

He oído hablar mucho y bien de Ignacio del Valle pero aún no he conseguido leerlo. Incluso en Francia tiene muy buena prensa. Creo que tenemos que volver a los autores españoles, porque por ejemplo, la invasión nórdica empieza a dar síntomas claros de lo que los economistas llamamos rendimientos decrecientes.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Ya había visto esta novela reseñada en algún otro blog y me llama mucho la atención, sobre todo que Fernando de Rojas sea el detective. Parece interesante, tiene buena pinta, la tendré en cuenta. Un abrazo.

Golem dijo...

Goizeder:

Me acordé de tí cuando lo leía. Seguro que es un buen complemento de "La Celestina" original.

Saludos

M. dijo...

Holaa!!Yo también lo compré por casualidad y lo reseñé hace poco en mi blog. Es muy recomendable si señor.

cargdadelibros.blogspot.com

Lahierbaroja dijo...

Tiene muy buena pinta. La portada es muy bonita, anima a leerlo.

Y tienes razón, tanta invasión nórdica acaba pasando factura: hay libros bastante malos que nos han colado haciendo pasar por buenos.

¡Me lo apunto!

Saludos.

Isabel Romana dijo...

Suena magnífico. A ver si encuentro tiempo y voy leyendo algo más, porque de momento estoy con textos antiguos. Besos.

SUSANA dijo...

Estamos en una cierta concordancia. Por supuesto mientras te leía, tenía presente El Nombre de la Rosa, y a la vez, miraba de reojo el ejemplar de El Cementerio de Praga que finalmente conseguí después de mucho girar. (Aún no comienzo la lectura)

Me quedo con tu apunte de este libro de García Jambrina, nada como un semiótico policial (y de esa época, delicioso!)

Un Abrazo Amigo y Muchas Gracias!