lunes, 10 de enero de 2011

"Cosecha roja", de Dashiell Hammett


“En el Big Ship de Butte oí por primera vez a un minero pelirrojo de nombre Hickey Dewey que llamaba Poisonville a la ciudad de Personville. Tenia la costumbre de convertir las erres en diptongos, así que me importó poco su manera de nombrar la ciudad. Luego volví a oír el mismo nombre de boca de hombres capaces de pronunciar bien las erres. Lo tomé como una muestra más del humor vulgar que anima los retruécanos propios de la jerga de los bajos fondos. Unos años después fui a Personville y comprendí el exacto significado de esta palabra.”





Así empieza “Cosecha roja”. Hoy hace 50 años del fallecimiento de Samuel Dashiell Hammett (27 de mayo de 1894 – 10 de enero de 1961), quien es sin duda el padre de la novela negra moderna y el mejor homenaje posible es leerlo o releerlo. No ha perdido ni una gota de frescura o de actualidad. Sólo dos muestras:


“Elihu Willsson el Viejo, padre del fallecido esa noche, había sido, a lo largo de cuarenta años, el corazón, el alma, la piel y el intestino de Personville. Era el presidente y principal accionista de la Personville Mining Corporation y del First National Bank, propietario de los dos diarios de la ciudad, el Morning Herald y el Evening Herald, y copropietario de casi todas las empresas de alguna importancia. Además tenia comprados a un senador de los Estados Unidos, dos diputados, al gobernador, al alcalde y casi todos los diputados del estado. Elihu Willsson era Personville y gran parte del estado.”



“Estuve casi toda la semana en Ogden corrigiendo mis informes para que al leerlos no se notara la cantidad de normas de la Agencia, leyes del estado y huesos humanos que había roto.”




Links: 


Y a la escena final de "El halcón maltés": 

4 comentarios:

PULGACROFT dijo...

Lo apunto , suena muy pero que muy interesante.
;)

lammermoor dijo...

Una novela que he leído y releído un montón de veces. (bueno, unas cuantas). Me gusta mucho aunque es realmente sangrienta.
También suya, aunque menos mencionada, y también protagonizada por el agente de la Continental es La Maldición de los Dain.
Uno de los primeros libros que mi profe de inglés me dejó fue The Thin Man (haberlo leído ya en español me ayudó en algun momento)

¡Un gustazo estos autores! Y después del empacho nórdico se agradec aún más volver a ellos o a sus discípulos.

Gww dijo...

Esta novela me sorprendió mucho por cierto tono político o social que no atribuía en principio a este autor. Ya no recuerdo muy bien la trama, pero sí que me gustó mucho.

Gracias por recordármela.

SUSANA dijo...

Desde luego, "poison" ya nos deja curiosos como gatos, respecto de "Cosecha Roja" (me encantannnnn las novelas negras!)

Un fuerte Abrazo Querido Amigo (el primero de este Año!)