viernes, 23 de octubre de 2009

"El hombre más buscado", de John Le Carré


A sus 78 años , Le Carré está cada vez más irritado con el mundo actual y se le nota. Deja constancia de su ira y de su indignación con el curso de los acontecimientos en cada nueva novela. Este "Hombre más buscado" es una nueva vuelta de tuerca en esa denuncia permanente en que se han convertido sus libros. Tan bien escrita como siempre, con ese ritmo elegante que imprime a sus historias, incluso cuando describe las situaciones más duras posibles. Y con una historia construida como un mecanismo de relojería, en el que van encajando todas las piezas, hasta llegar a la colocación de la pieza final, que irrumpe como elefante en cacharrería.


El libro es una hermosa historia de amores imposibles, y de pequeñas y grandes dignidades, en el que los tres personajes principales, el checheno desvalido y torturado, la idealista abogada alemana y el maduro banquero inglés, conforman un triángulo que resulta creíble y entrañable, gracias sin duda a la prosa excelente de Le Carré. Pero sobre todo, la novela es también una oda nostálgica a los viejos espías. Pese a la dureza de sus métodos, basados siempre en mezclas complejas de chantajes, sutilezas psicológicas, información, y sobre todo inteligencia, los viejos espías eran auténticos gentlemans en comparación con la nueva generación, con el modelo Guantánamo. Al final, la tesis de Le Carré, que no por casualidad transcurre en Hamburgo, la ciudad de la que partieron los terroristas del 11-S, es que el miedo a la seguridad no puede justificarlo todo y que el mundo que surgió después de los atentados es, desgraciadamente, mucho menos libre de lo que era.


La novela deja un sabor de boca agridulce, de amargo contraste entre su extraordinaria calidad y la dura realidad que describe, en la que nadie sale bien parado del todo, ni personas ni países, a excepción, aunque también con sus zonas grises, del trío protagonista. Para mí, es una novela imprescindible para entender de verdad el mundo en que vivimos.


Os dejo con un enlace a una entrevista con el autor sobre el libro, el link a su página oficial y el enlace con mi referencia a su libro anterior, "La canción de los misioneros".



6 comentarios:

Carmina dijo...

Me gusta mucho este autor, creo que no tardare en leerlo

Jose Ignacio Escribano dijo...

Me entusiasmó de muy joven El espía que surgió del frío. Luego me atrapó Smiley. De forma intermitente leí después La Casa Rusia, El sastre de Panamá y Single & Single, pero ya no me interesaron tanto. El jardinero fiel la ví ya sólo en película y me gustó. Gracias a tu reseña leeré El hombre más buscado, pues entiendo que merece la pena. Buen fin de semana.
Saludos

SUSANA dijo...

Qué excelente reseña Amigo!
Si acaso nunca hubiera leído a John Le Carré, me hubieras convencido instantáneamente.Y hoy, ahora, has despertado la "urgencia" por ese libro!

Unas publicaciones atrás charlábamos a propósito de otro autor, que escribía muy bien pero no nos parecía creíble su historia. En el caso de Le Carré es completamente distinto, él mismo -hasta donde he sabido- tuvo relación con el mundo del espionaje, conoce el territorio e imagina a partir de esa experiencia. Y va más allá, nos traslada su propia percepción del mundo actual.

Fab, voy a fagocitar El Hombre más buscado!

Muchísimas Gracias por este artículo!

Un abrazote!

alestedemadrid dijo...

Tiene razón Susana. De repente se siente la urgencia de volver a Le Carré. Ya mismo. Y eso que ya hay otros libros en la mesilla. Pero habrá que hacer sitio. Como siempre una reseña llena de información y de sensibilidad. Un abrazo

Isabel Romana dijo...

Me gustó mucho "El jardinero fiel", en esa línea de denuncia que describes. Espero comprar esta nueva novela para navidad, en mi casa hay grandes admiradores de Le Carré. Besos, querido amigo.

Elèna Casero dijo...

A mí siempre me ha gustado Le Carré y este libro caerá en mis manos, a no tardar mucho.
Gracias por la reseña