martes, 26 de abril de 2011

"El maestro y Margarita", de Mijail Bulgakov


"El maestro y Margarita" es todo un descubrimiento. Escrito por Mijail Bulgakov por primera vez en los años 20, destruida por él mismo y reescrita después en los años 30, no fué publicada en la Unión Soviética hasta 1973. Y no porque sea una obra especialmente anticomunista, sino más bien porque su divertida trama no encajaba bien en la burocrática y oscura época de Stalin y sus continuadores. "El maestro y Margarita" es una novela protagonizada por el diablo y sus secuaces (incluyendo un divertido gato negro) que revolucionan Moscú y que se ríen de los vicios y defectos de todos sus ciudadanos, vicios universales como la envidia o la codicia. Bulgakov introduce también una curiosa versión del episodio bíblico de Poncio Pilatos y una historia de amor brujo entre los dos protagonistas del título, que no lo son tanto. Una novela en fin, caótica y muy entretenida, inesperada en muchos momentos, y que con los años, se ha convertido en una de las piezas más populares de la literatura rusa.



Como estoy algo perezoso, y además su crónica es magnífica como casi siempre, os enlazo con la reseña que hizo Gww de la novela en su Blog "Confieso que he leído". 

Acabo con esta obra, al menos de momento, mi incursión por libros escritos o ubicados en la Europa del Este.






4 comentarios:

Vero dijo...

Todo el mundo lo pone por las nubes. El título ya me gusta, lo tengo presente para futuras lecturas. Saludos!

Isabel Romana dijo...

Nos hace falta la risa y, dentro de poco, la reclamaremos con urgencia. Me lo apunto, desde luego. Un abrazo.

Gww dijo...

Como dices, es un libro caótico y sorprendente, divertido y fresco. Dificilmente se puede creer que fuera escrito en la URSS de las purgas, tan alejado está de todo ese ambiente ominoso (aunque algunas críticas se dejan caer por sus páginas). En fin, una lectura muy recomendable.

PD.- Por cierto, gracias por el enlace.

Saludos.

Marta Carreras dijo...

Me encantó: su forma caótica me hace seguir buscando esencias aún después de haber concluido la última página. Dos novelas en una, varios narradores y, por tanto, puntos de vista diferentes ¿Y el nuestro? También hemos estado allí. La risa con el drama y ese hilo conductor -y tal vez salvador- que sólo puede encontrarse en el amor. El gran pecado: la cobardía, tan común en los seres comunes habitados por luces y sombras. El lado oscuro está en todo y en todos mientras que la pureza... ¿existe más allá de Jesús? Es más creíble y noble en el amor de la bruja Margarita...