sábado, 28 de febrero de 2009

"El principito", de Antoine de Saint-Exupery


Podría empezar diciendo que he vuelto a leer "El Principito", pero no sería verdad. No sé si lo leí hace muchísimos años, pero es como si no lo hubiera leído nunca antes. Lo he descubierto por primera vez, y me ha parecido uno de los libros más hermosos y a la vez más tristes que he leído nunca.




" Todas las personas mayores antes han sido niños. (Pero pocas de ellas lo recuerdan). "

"A lo largo de mi vida he tenido multitud de contactos con multitud de gente seria. Viví mucho con personas grandes. Las he conocido muy de cerca; pero esto no ha mejorado demasiado mi opinión sobre ellas."



"Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer."




"A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: "¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?" Pero en cambio preguntan: "¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?" Solamente con estos detalles creen conocerle. Si les decimos a las personas mayores: "He visto una casa preciosa de ladrillo rosa, con geranios en las ventanas y palomas en el tejado", jamás llegarán a imaginarse cómo es esa casa. Es preciso decirles: "He visto una casa que vale cien mil pesos". Entonces exclaman entusiasmados: "¡Oh, qué preciosa es!" "




"-¡Un día vi ponerse el sol cuarenta y tres veces!

Y un poco más tarde añadiste:

-¿Sabes?... Cuando uno está verdaderamente triste son agradables las puestas de sol.

-¿Estabas, pues, verdaderamente triste el dia de las cuarenta y tres veces?

El principito no respondió. "



"No sabía qué decirle, cómo consolarle y hacer que tuviera nuevamente confianza en mí; me sentía torpe. ¡Es tan misterioso el país de las lágrimas! "





"-Adiós -dijo el zorro-. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple : Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos."



"-¡Buenos días! -dijo el principito.

-¡Buenos días! -respondió el comerciante.

Era un comerciante de píldoras perfeccionadas que quitan la sed. Se toma una por semana y ya no se sienten ganas de beber.
-¿Por qué vendes eso? -preguntó el principito.
-Porque con esto se economiza mucho tiempo. Según el cálculo hecho por los expertos, se ahorran cincuenta y tres minutos por semana.

-¿Y qué se hace con esos cincuenta y tres minutos?

-Lo que cada uno quiere...
- Si yo dispusiera de cincuenta y tres minutos -pensó el principito- caminaría suavemente hacia una fuente..."






"Este es para mí el paisaje más hermoso y el más triste del mundo. Es el mismo paisaje de la página anterior que he dibujado una vez más para que lo vean bien. Fue aquí donde el principito apareció sobre la Tierra, desapareciendo luego.

Mirenlo atentamente para que sepan reconocerlo, si algún día, viajando por Africa cruzan el desierto. Si por casualidad pasan por allí, no se apresuren, se los ruego, y deténganse un poco, precisamente bajo la estrella. Si un niño llega hasta ustedes, si este niño ríe y tiene cabellos de oro y nunca responde a sus preguntas, adivinarán en seguida quién es. ¡Sean amables con él! Y comuníquenme rápidamente que ha regresado. ¡No me dejen tan triste! "








Links:
Hay algunas ediciones del libro en la red. Esta es una:

http://www.odaha.com/littleprince.php?f=ElPrincipito
Y el original en francés:
Una página sobre Saint-Exupery:



2 comentarios:

SUSANA dijo...

Caramba, cuánto tiempo hace que no releo "El Principito". Duerme el sueño de los justos en mi biblioteca.

Y eso que me dije, hace algunos años, que debería de tanto en tanto detenerme en sus líneas. Porque cada nueva mirada, descarga un mensaje nuevo.

Gracias por traerlo nuevamente, Fab!

Mi Abrazo, Amigo!

Cornelivs dijo...

P R E C I O S O P O S T .

Me ha encantado!

En mi vida siempre habrá un antes y después de haber leido ese libro.

Un abrazo.