lunes, 7 de julio de 2008

"Lost Prague", de Katerina Beckova



A los que nos gustan los libros, siempre acabamos cargando en los viajes. A mí me gusta buscar siempre guías o publicaciones que permitan una mirada distinta, insólita, misteriosa o romántica, de las ciudades que visito. De Praga, la ciudad más mágica del mundo, nos enamoramos ya hace tiempo. Y ahora que vuelvo frecuentemente, sigo buscando publicaciones que se escapen de la visión turística habitual, aunque algunas de las guías que se pueden comprar allí tienen un nivel francamente aceptable.


Uno de los últimos libros que he encontrado es "Lost Prague", de Katerina Beckova, una recopilación de fotografías antiguas y grabados históricos, que recogen aspectos de la ciudad que no han resistido el paso del tiempo. Praga, como buena parte de las ciudades europeas, pasa de ciudad medieval, abigarrada y rodeada de murallas, a ser sometida a todos los procesos de transformación habituales. Demolición de las murallas, apertura de nuevas calles y avenidas, derribo de edificios, transformación del centro histórico de espacio residencial y productivo en lugar del comercio y del turismo, expulsión de las clases populares a la periferia, etc,... Y siempre el centro como espacio del poder.


El libro es un magnífico trabajo de identificación de imágenes que traen el recuerdo de una ciudad perdida, tanto en edificios como en lugares o ambientes. Siendo Praga una de las ciudades mejor conservadas de Europa, es interesante ver como pese a todo, el patrimonio perdido es mayor de lo que podría pensarse.



Reproduzco aquí algunas imágenes que resultan especialmente atractivas, como las que recogen vistas antiguas de la Plaza vieja o del reloj, o unas fotos del puente Carlos parcialmente destrozado.




Una pequeña joya.

























































Adjunto un link a una de las mejores galerías de fotos de Praga que he encontrado en la red.

http://travel.webshots.com/album/563830519FZGCaK

6 comentarios:

Gww dijo...

Felicidades por este blog al que llego por casualidades y redireccionamientos varios.

Coincido contigo en que Praga es uno de los lugares más especiales que conozco. El libro que reseñas permite atisbar esa parte de Praga que hoy se ha perdido (salvo en fotos, dibujos y literatura, claro está).

Lo dicho, un placer.

fab dijo...

Gracias gww.

Me alegro de que alguien se haya fijado en el libro de la Praga perdida. Me sabía mal que en la red también se perdiera.

Veo que en tu blog hay muchas referencias a la cultura checa (Kundera, Meyrink).

Te añado a mi lista de blogs a seguir. Saludos

Gww dijo...

Muy amable, acabo de subir el comentario al último libro que he leido (precisamente sobre Kafka) y he añadido un link a este blog.

Un abrazo.

RAFA GALLEGO dijo...

Sería fantastico, con objeto de poder adquirirlo, saber que distribuidora tiene este libro en
españa.
Gracias y un saludo,
rgallego.

Eris Manzanahoria dijo...

Hay una Praga triste, muy real, plenamente actual, contemporánea. Una Praga vendida a las mafias de todo tipo. La más visible y deprimente para quien tenga un poco de sensibilidad y sentido estético es la Praga de las HERNAS, las casas de juego checas, que proliferan como setas venenosas en edificios de alto valor histórico.
Estos locales llenos de máquinas tragaperras e iluminados por fuera con luces fluorescentes de colores chillones, son un cáncer que viene extendiéndose desde poco después de la mal llamada Revolución de Terciopelo (1989) hasta nuestros días, gracias a la corrupción municipal y a la desidia de los checos, que ya se han acostumbrado a esta visión muerta de su paisaje arquitectónico.
Podéis comprobar lo que digo en este blog:

http://www.praga-prague.blogspot.com

Si Kafka levantara la cabeza y viera su rostro impreso en camisetas y en llaveros… si viera en lo que se ha convertido su ciudad, estoy seguro de que su relación amor-odio pasaría a ser odio a secas.

Un saludo.

Eris

FUENSANTA NIÑIROLA dijo...

Hola, Fab. Tras visitar el blog de GWW he dado con el tuyo, y me ha encantado esta entrada y las fotos. Praga es una ciudad que siempre me ha encantado y visitarla por medio de estos grabados y fotografías antiguas es una delicia. Enhorabuena, creo que a partir de ahora echaré más vistazos por tu blog.